lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

A Revolta contribuirá a situar Carballo como destino de compras preferente en la Costa da Morte

Imagen de como quedará el exterior del parque comercial y de ocio / A Revolta

Carballo se prepara para la apertura la próxima primavera del parque comercial y de ocio A Revolta, cuyo proyecto se presentó el pasado viernes adaptado a los nuevos hábitos de consumo que ha dejado la pandemia del covid. Promovido por Manuel Añón, Juan Vilariño y José Ramón Regueiro, y dirigido por Pablo Gómez Polín, el complejo que se está construyendo en A Revolta nace como un parque comercial híbrido, abierto y de proximidad, un espacio moderno y experiencial que “estamos plenamente convencidos de que contribuirá a situar a Carballo como referente y destino de compras preferente en toda la Costa da Morte”, según apuntan desde el mismo.


Se trata de un enclave de nueva generación, cuya construcción se ha adaptado a la situación postpandemia, influenciada por el fuerte crecimiento de la venta online, la seguridad sanitaria, la sostenibilidad y la generación experiencias. Busca conectar con el consumidor actual, hiperconectado, más sofisticado y tecnológico, preocupado por la salud, la convivencia, la inmediatez en los servicios y entregas, con un alto nivel de exigencias, que quiere la personalización del producto y se ha vuelto más exigente e infiel con las marcas. “Presentamos un proyecto capaz de ofrecer los servicios y experiencias a todas as generaciones de consumidores: silenciosas, millennials, x, y, z y alfa”, afirman.


Diseño

Adaptado a la nueva realidad postpandemia, A Revolta contará con amplios espacios abiertos y ventilados, recorridos mucho más cortos y paseos más amplios para guardar las distancias de seguridad. Del diseño, sus promotores afirman que es innovador y vanguardista, con espacios comunes pensados para las personas, tecnología y comunicación con el cliente, destacando una terraza cubierta y climatizada, con más de 100 metros cuadrados de superficie. La zona de ocio contará con las últimas tecnologías digitales y grandes pantallas de proyección; restauración; ocio infantil y familiar para “favorecer las relaciones sociales”. 


Fsagdgsgd 04923.94




El parque tendrá tres espacios de restauración, desde la habitual cafetería y un restaurante de comida tradicional –con la firma Food Court, que ha reservado dos locales de 300 metros cuadrados cada uno– hasta un McDonald’s con tres tipos de atención: en el propio local, envío a domicilio y un carril para hacer el pedido desde el coche, en una parcela de 900 metros cuadrados de los que más de 350 son construidos.
Otro de los aspectos a destacar del proyecto es la apuesta por la sostenibilidad, con tecnología led en la iluminación y la plantación de más de 190 árboles que absorberán seis toneladas de CO2. 


En cuanto a los servicios, habrá 378 plazas de aparcamiento en superficie (180 de ellas cubiertas), estacionamiento para bicicletas y patinetes eléctricos, una electrolinera con diez puntos de recarga, aseos, sala de lactancia, cajeros automáticos y servicio de entrega click&collet. Asimismo, habrá un espacio de 400 metros cuadrados para exposiciones temporales, presentación de productos o eventos.

Ocupación

Por lo que respecta a la parte comercial, nueve marcas de primer nivel líderes en su sector se instalarán en A Revolta. La tienda ancla del parque será Mercadona, con una sala de ventas de más de 3.000 metros cuadrados. Jysk, considerado el Ikea danés, tendrá un local de 1.300 m2. Sprinter (deportes) y la alemana Tedi (multiproducto) ocuparán sendos locales de más de 800 m2. Tiendanimal (del grupo Iskaypet), con clínica y consultorio, ocupará 625 m2. Pepco, el Primark polaco, contará con 500 m2 de tienda. Junto a ellas, Merkal (calzado), el ya citado McDonald’s y la estación de servicio Valcarce, de la mano de la carballesa Galibertoa.


Estas grandes marcas estarán complementadas con tiendas menores destinadas a actividades comerciales cotidianas y de proximidad

(telefonía, moda, calzado, complementos). Son locales de entre 18 y 62 metros cuadrados de superficie dirigidos bien a nuevos emprendedores o a comerciantes locales que apuesten por trasladarse a A Revolta, ya sea con marcas propias o franquiciadas. Tendrán alquileres muy bajos, a tres euros el metro cuadrado durante el primer año.


El parque en cifras

La inversión en el parque de A Revolta asciende a 21,6 millones de euros. Creará 202 puestos de trabajo directo y otros 283 indirectos. Su superficie bruta es de 46.804 metros cuadrados –28.063 de ellos edificables–. La superficie bruta alquilable es de 10.940 metros cuadrados (el 92% ya alquilada). Contará con 8.656 m2 de zonas verdes, además de 3.049 metros cuadrados de superficie para carga y descarga. 

A Revolta contribuirá a situar Carballo como destino de compras preferente en la Costa da Morte

Te puede interesar