lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Reducir mesas y horario: hosteleros gallegos suplen así la falta de camareros

En un país con tanta dependencia del turismo la hostelería nunca había tenido muchos problemas para encontrar personal, al menos no como ahora, cuando abundan los carteles de "se necesita camarero" pero falta mano de obra, de modo que, con plantillas mermadas, reducir mesas y horario está al orden del día.


Hay establecimientos incapaces de abrir, directamente; y otros que están funcionando en precario por no tener trabajadores suficientes, tampoco en fines de semana y festivos, cuando antes esos "extras" estaban muy demandados para redondear el sueldo a finales de mes.


Es la radiografía del presidente de Hostelería de Galicia, Cheché Real, que cuenta a Efe que los salarios son dignos, pese a alguna "oveja negra" que pueda quedar por ahí, y los turnos más ajustados y favorecedores de la conciliación que antaño, pues el sector, asegura, lleva años trabajando en "ser atractivo".


Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la Comunidad gallega cuenta con 65.998 camareros, dos mil menos que antes del estallido de la pandemia sanitaria que provocó que, debido a los cierres obligados, muchos de los empleados habituales del gremio se reciclasen. El sector logístico es el que más volumen ha absorbido.


Hector Cañete, presidente de la asociación provincial de hostelería de A Coruña, asume que una gran parte se ha ido a otros sectores y que tendrán que seguir trabajando en el hecho de que se respete cada vez más el descanso y la vida en sí de la gente que quiera decantarse por los oficios tradicionales de camarero y cocinero.


Necesidades, hoy, difíciles de cubrir. La prueba está en que cada día se publican más ofertas a través de los canales de los propios establecimientos interesados, de los portales web de empleo y, como ha ocurrido toda la vida, está el boca a boca, sin los resultados de otras épocas.


Thor Rodríguez, de Hostelería Compostela, es conocedor de esa "escasez".

Muchos locales de la capital gallega, en este Xacobeo ampliado y a las puertas del verano, están eliminando mesas para lograr atender debidamente a los clientes; o abriendo menos horas al público. O ambas fórmulas. Esto mismo ocurre en otros lugares.


"Han pasado más de veinte personas por aquí en el último medio mes y sin exageración", "he hecho entrevistas pero nadie pero la mayoría dicen que es una cosa muy presa y que no interesa", "me han dicho que quieren saber exactamente la hora de salida y que se cumpla" o "hay personas que quieren libres las noches, o también no madrugar en exceso los fines de semana".


Estos son solamente algunos de los comentarios de dueños de locales consultados. Uno de ellos, que prefiere mantenerse en el anonimato, decidió drásticamente hacer horario continuado, desde primera hora de la mañana hasta las tres de la tarde, agobiado por la situación.


Con este panorama de fondo, Cheché Real ha dado un paso más allá al opinar con contundencia que hay que revisar de inmediato “la política de ayudas” de las administraciones públicas.


“Entendemos que son necesarias”, ha dicho a Efe Real, pero no es menos cierto, a su entender, que “hay que gente que no se esfuerza en absoluto en formarse o en buscar un trabajo, porque el Estado le facilita una paga”.


Desde su punto de vista, la actual situación es “insoportable para el Estado”, por el enorme gasto público que implican determinadas ayudas, pero también para “los empresarios”, porque éstas desincentivan, según su versión, la búsqueda de un empleo por parte de personas que están en el paro.


Infojobs emitió un informe en el que encuentra en los contratos precarios y en la falta de formación de los camareros algunos de los principales motivos por los que no se cubre la demanda de estos profesionales en la hostelería.


El portal de búsqueda de empleo consigna en su texto que es "necesario" que las empresas mejoren las condiciones laborales "para hacer más atractiva la profesión, respetar los convenios (están sin convenio colectivo desde 2019) y ofrecer mejores salarios".


Por último, en cuanto a la formación de los camareros, Infojobs señala que "desde el sector se incide en que los puestos que requieren de más cualificación y experiencia no se cubren y que la formación no es acorde a las necesidades de las empresas". 

Reducir mesas y horario: hosteleros gallegos suplen así la falta de camareros

Te puede interesar